ARGENTINA Y SU PROLONGADA AGONIA FUTBOLISTICA

En Nizhny Novgórod, la Croacia de Modric y Rakitic -la única pareja valiosa que tiene dicha Selección-, le acaba de propinar una de las peores derrotas que se recuerden de las últimas décadas en un Mundial de fútbol, a nuestra escuadra nacional argentina.En un día 21 de junio, fecha en la que nunca había perdido ni le habían convertido un gol, los tres goles croatas, uno de los cuales, fue un “blooper” del discutido arquero que el técnico Jorge Sampaoli llevó como titular, por “su manejo con los pies”, fueron un mazazo al mentón de un rival, anímicamente muy frágil, con su megaestrella Leonel Messi, deambulando fastidiado en la cancha.

Desde 1974, en Alemania, Argentina no tenía tan pésimo comienzo de primera ronda, con un sólo punto, habiendo empatado con la debutante Islandia. Ahora, ha quedado al borde de la eliminación, dependiendo de resultados ajenos y diferencias de gol.

Hoy, tras los 90 minutos de debacle, los 500 periodistas argentinos -una multitud- que fueron a Rusia, más los austeros que se quedaron aquí, empiezan a responsabilizar a Messi y lo comparan negativamente con CR7 y su personalidad arrolladora; a todo el equipo, plagado de jugadores improvisados y algunos ya con final de ciclo anticipado; al técnico confundido y confuso, que apostó por planes de juego que no sentía y jamás había ejecutado de acuerdo a sus convicciones; a la dirigencia de la AFA, liderada por un Presidente de un club de ascenso -un tal “Chiqui” Tapia-, sin ninguna jerarquía, tras la muerte del “capomafia”, número 2 de la FIFA, Julio Humberto Grondona, un ex ferretero. Como si esto fuera poco, en estas horas aciagas, como una muestra más de la conducta facciosa típicamente argentina, no dejan de aparecer los técnicos críticos de este proceso, que ya se autocandidatean como futuros entrenadores del plantel.

Claro, estos jugadores se desempeñan en las mayores y mejores ligas europeas, tienen asegurado un buen pasar económico, tras sus retiros, viajan en un avión privado que usan los Rolling Stones, cuentan con un predio de entrenamiento en Ezeiza, inmejorable, pero lo que no se dice, que se juntaron para entrenar mínimamente año tras año, cambiaron varios técnicos, jamás tuvieron claro un patrón de juego, con este técnico actual -al que le pagaron un sueldo astronómico y le pagaron su indemnización por su paso sin pena ni gloria por el Sevilla de España-, ni con los DT anteriores y, habiendo clasificado el año pasado, a este Mundial, por una noche inspirada de Messi con un Ecuador suplente y gracias a la goleada brasileña sobre Chile. Es decir, todo este desconcierto que eclosiona en estos 90 minutos y que los hinchas que se gastaron una fortuna para viajar a Rusia, ahora lamentan, se veía venir hace tiempo.

Hablando de Mundiales, ya el fracaso de 2002 en Japón-Corea del Sur, con la eliminación en primera ronda, permitió aprender de dicha lección y en los siguientes Mundiales, sobre todo, con Peckerman, en Alemania 2006, Argentina parecía tener un proyecto coherente en juveniles y mayores. Allí emergió Messi y parte de esta “generación dorada” que atravesaría por un nuevo fracaso con Maradona como DT en Sudáfrica 2010 y teniendo una pequeña resurrección con el subcampeonato logrado -con alguna que otra buena actuación- en Brasil 2014. Pero la improvisación, la mala selección de técnicos, la falta de proyectos, el no empleo de jugadores locales -ni del interior del país-, no son novedades. Hace muchos años, Argentina está a la deriva. Lo disimula una y otra vez, gracias al talento de algunos jugadores coyunturales, pero pareciera que “no se puede tapar el sol con las manos”.  La Selección vive como el país: no tiene rumbo, no tiene sentido de pertenencia, no tiene identidad. Son 11 jugadores, pero dista mucho de ser un equipo. Somos un Estado, pero vacío de alma, que vive el día tras día.

Tal vez, el fiasco de Rusia, si quedamos eliminados, sea el preanuncio de un gran cambio necesario en toda la estructura del fútbol nacional, una especie de refundación que incluya dirigencia, management, entrenadores, juveniles y mayores. El fracaso parece ser la única forma en que los argentinos, hijos del rigor -o del abismo-, aprenden y se levantan. Sobre todo, cuando antes, subestiman a sus rivales y se sobreestiman más allá de sus capacidades reales.

LOS OTROS FRACASOS DE LA SELECCION ARGENTINA A LO LARGO DE LA HISTORIA

Acerca de Marcelo Montes

Doctor y Magister en Relaciones Internacionales. Politólogo. Profesor universitario, área Política Internacional. Analista de la política exterior de la Federación Rusa. Investigador. Columnista de medios de comunicación escrita, radial y televisiva. http://consultoriayanalisisrrii.blogspot.com.ar/ https://twitter.com/marceloomontes
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

18 comentarios

  1. Ruggeri quiere un equipo “enojado” tras la “ayuda” nigeriana. https://www.youtube.com/watch?v=4R1HBQAXRf8

  2. El Profesor Daniel Córdoba revela que Sampaoli no es conductor y que a la Selección le falta carácter. https://www.youtube.com/watch?v=wucMHYpdPZ8

  3. Reuniones entre el Presidente de la AFA, el técnico y los jugadores de la Selección. https://www.youtube.com/watch?v=JU9XNfWGPbM

  4. Esta era la tapa premonitoria de Perfil (Deportes) de octubre de 2017. http://442.perfil.com/2017-10-10-563055-basta/

  5. Un sábado 23 junio de horror para la Selección Argentina, con Sampaoli sin autoridad. https://www.youtube.com/watch?v=GZhbF9WQN8Y

  6. La conferencia de prensa del Presidente de la AFA y los jugadores argentinos. https://www.youtube.com/watch?v=FK2dvpC56dM

  7. Argentina 2 Nigeria 1 y el milagro de la clasificación a octavos de final. https://www.youtube.com/watch?v=B85gKRX6Axw

  8. Would Turning into A Freelance Paralegal Be A Good Possibility
    For You?

Deja un comentario