DE COMUNIDADES Y PIONEROS

Hace algunas semanas atrás, en ocasión de su última visita a Estados Unidos y Europa Septentrional, que debió interrumpir súbitamente por el ataque de Irán a Israel, Javier Milei se dio el gusto personal de encontrarse -fotos y saludos efusivos mediante- con su admirado, el excéntrico -como él- empresario tecnológico Elon Musk.

Sabemos que para el Presidente argentino, Musk representa al ícono del capitalismo global actual por su supuesta capacidad de innovación permanente. Si el economista checo-austríaco Joseph Schumpeter viviera, para Milei, no habría dudas que elegiría a Musk como el símbolo de “la destrucción creadora” del sistema de libre mercado. 

Lo que no advierte Milei pero sí lo hacía de sobra Adam Smith, el verdadero padre de la criatura ya en el siglo XVIII, que los empresarios jamás pueden endiosarse ni idealizarse. Son apenas seres de carne y hueso, legítimamente ambiciosos pero, como reconoció el propio Alberto Benegas Lynch (hijo) hace 4 años, jamás exentos de buscar prebendas y privilegios que les permitan reinar sin competir con otros. En otras palabras, nunca hubo ni habrá, excepto por poco tiempo -mientras asciendan en el favor del consumidor- empresarios con vocación eterna ni mucho menos amor por el libre mercado. Eso, no es ideológico, sino un dato estructural e histórico, algo que le cuesta mucho reconocer a Milei, que vive en una permanente nube de gases -cuando quiere-. Claro, Musk no es la excepción.

El problema es que Milei, si fuera un liberal coherente -que no lo es- podría mejor reconocerse e identificarse con verdaderos pioneros. No es necesario viajar a Austin (Texas) para conocer alguno. Están presentes en nuestro propio país. A apenas 300 o 400 km de CABA, en la Costa Atlántica, hay varios. Claro, ya no viven, pero están sus descendientes y legados. Los Peralta Ramos, Bunge y Gesell, entre otros, fundaron ciudades o pequeñas localidades a fuerza de enjundia, vocación, compromiso y sobre todo, amor por el país, su belleza y clima, incluso desafiando, vientos, bosques, dunas, etc. La historia de Carlos Idaho Gesell (1891-1979), hijo de Silvio Gesell, un economista de origen germano-belga, fundador de la “Economía Natural”, un libertario más libertario que los actuales que se autoperciben así, admirado por Einstein, Keynes e Irving Fisher entre otras prominentes figuras, que adoraba la naturaleza y soñaba con formar una “comunidad “en el verdadero sentido de la palabra, es fascinante en tal sentido.

Si Milei se dedicara a difundirla en esos ámbitos que pisa muy de vez en cuando, como las escuelas, donde se desmayan sus alumnos -mal nutridos- y él sigue hablando, como si nada, seguramente la famosa “batalla cultural” en la que dice estar empecinado, podría ser mucho más sincera y hasta más productiva si quiere lograr una Argentina más capitalista pero también más igualitaria.

Con tipos como Musk, todo es más acorde con los ritmos de la “sociedad líquida” y por consiguiente, más efímero. Argentina podrá ser Nigeria, subastada al mejor postor, a cambio de ventajas culposas que cederemos para que vengan estos nuevos “piratas del siglo XXI” a cambio de nada -para nosotros- y todo -para ellos-, pero jamás Irlanda, como proclama desear Milei.

Si rindiéramos tributo a los pioneros nacionales, a quienes se quedaron y están enterrados aquí, probablemente, habría no sólo sensación de legado, sino de vigencia de un espíritu genuinamente nacional, que motivara a las generaciones venideras a quedarse y levantar nuestro querido país, sobre pilares mucho más sólidos. Además, claro está, de proyectar la construcción de sociedades más cohesionadas, más armónicas y con la serenidad necesarias y suficientes destinadas a lograr un futuro venturoso como nos merecemos los argentinos. Como las que soñaba Don Carlos Gesell.

POR QUE EL SEGUNDO NOMBRE DE CARLOS GESELL?

ASTOR PIAZZOLLA Y MAR DEL PLATA

Hace exactamente 100 años, un 11 de Marzo de 1921 nacía en Mar Del Plata, Provincia de Buenos Aires, Astor Pantaleón Piazzolla.

Como faro de la cultura nacional, hay ciertos hitos de su vida que nos llaman poderosamente la atención.

Tomando como fuente al sitio Efemérides Históricas, por ejemplo, siendo un niño de 11 años compuso su primer canción: en efecto, a pesar de su formación musical académica y clásica se inclinó por el tango y “La Catringa” fue el primer escalón.

En 1934 se produjo un segundo evento poco conocido: nada más ni nada menos que en Manhattan (New York), conoció a Carlos Gardel cuando le entregó un regalo de parte de su padre. Cuando “El Zorzal” vio que ese niño de 13 años manejaba el inglés, lo llevó para que lo ayudara en sus compras. Al regreso de su viaje lo hizo participar en la película “El día que me quieras” donde Astor personifica a un “canillita”. Aprovechando esta situación, Piazzolla le mostró sus dotes con el bandoneón, a lo que Gardel le expresó: “Pibe, el fuelle lo tocas bárbaro, pero el tango lo tocas como un gallego”.

Astor tocaba y componía para la orquesta de Aníbal Troilo cuando empezó a ser conocido, pero de inmediato, fue detestado por el mundo tradicional u ortodoxo del tango: no conseguía que ninguna radio difundiera sus temas, los clubes no lo contrataban, y ningún sello le quería editar un disco.

Prolífico e inquieto, no paraba de componer, estudió y tocó en Paris, volvió en 1955 pero como no lograba ser reconocido por sus pares viajó a Estados Unidos, estando allí, falleció su padre “Nonino” Piazzolla, un hecho que lo conduciría paradójicamente a la fama mundial. Porque Astor regresó a la Argentina y encerrado en su habitación compuso “Adiós Nonino”, su obra cumbre; él mismo dijo, “Intenté muchas veces componer algo mejor, y nunca pude”.Lo había logrado gracias a la emoción causada por la muerte de su propio padre.

Fue el ‘Maestro” Osvaldo Pugliese quien más creía en él y le abrió las puertas del tango de Buenos Aires: a partir de allí trabajó con todos: Edmundo Rivero, Jorge Sobral, Juan Carlos Copes, Horacio Malvicino, Horacio Ferrer, Amelita Baltar y Lalo Schifrin.

Distintas complicaciones circulatorias deterioraron su salud y finalmente, falleció el 4 de Julio de 1992 a los 71 años.

Podría decirse que Piazzolla fue resistido porque su “Ángel” asustaba las estructuras rígidas del tango, pero taladró los muros con su talento y se convirtió en uno de los más grandes exponentes de la música ciudadana. Ayudó a que el tango fuera conocido mundialmente: “Adiós Nonino” es el tango que mas versiones tiene, 170 a nivel mundial. Esa y otras obras, como ese himno a la libertad que es “Libertango”, no hacen más que emocionar a cualquier argentino de ley, que se halla fuera del país.

Esa música que supimos exportar y una muestra de ello, es el reconocimiento de #Rusia, a través de la Phonograph Jazz Band (dirigida por Serguei #Zhilin) desde el Svetlanov Hall de #Moscú. He aquí la versión rusa, del Maestro Zhilin, de esa genial pieza musical que fue “Libertango”:

Piazzolla es un marplatense genuino. El cumple años cada marzo y “la Ciudad Feliz” cumplió 147 eL 10 de febrero, con apenas un mes de diferencia. La ciudad se lo ha reconocido, colocándole el nombre de su Aeropuerto Internacional (desde 2008). Es la misma ciudad de Victoria Ocampo, Guillermo Vilas, Antonio Cabrales (fabricante de un riquísimo café), Alejandro Bustillo, Alfonsina Storni, entre otros tantos famosos, casi todos con una característica fundamental: la innovación, la originalidad, la creatividad, plantear la diferencia, pero siempre desde lo emocional, el sentimiento que penetre de tal modo de generar hasta lágrimas, si fuera necesario.

Precisamente, #Voltaire criticaba a los tenderos (ingleses) pero los #tenderos fundan ciudades. Por ejemplo, Mar del Plata, es una ciudad hija de la libertad civil y del esfuerzo de los emprendedores que vinieron o se reprodujeron de la mano de la Generación del Ochenta. #PeraltaRamos, que empezó como tendero en el negocio que contrató a la viuda de #Dorrego y sus hijas y ese vasco-francés llamado #PedroLuro, que le compró el saladero original al anterior. Saladero que funcionaba donde hoy viven mis tres hijos, sobre la misma Avenida Luro. #marplatenses por adopción.

La ciudad cuya belleza supera incluso a muchas villas turísticas de #Europa, emulando por ejemplo, a #Biarritz, donde la #aristocracia porteña veraneaba cuatro meses en el año. La ciudad donde ganó por primera vez en elecciones, el Partido Socialista. La ciudad que aún a pesar del deterioro causado por tantos años de desidia en la gestión pública de muchos Intendentes, sigue seduciendo a propios y extraños, incluso en el mundo.

FELIZ CENTENARIO ASTOR PIAZZOLLA Y POR MUCHOS MAS FELICES 147 A LA CIUDAD FELIZ DE LA ARGENTINA.

Me despido con fotos de la hermosa Villa Victoria, la casa de verano de Victoria Ocampo, que pude volver a visitar a fines de enero este año, tras una década de ausencia.

Digno final con la música de entrada y salida del tradicional programa televisivo de opinión política, “Tiempo Nuevo”, con Bernardo Neustadt y Mariano Grondona.

PD: el Embajador alemán en Argentina, Ulrich Sante, acaba de twittear que en Eiselfing, un pequeño pueblo campesino en Bavaria ­­hay un club de fans de Piazzolla cuya admiración por el músico es tan grande que hasta le pusieron su nombre a una calle: “Piazzollaweg“. He aquí el testimonio fotográfico.