OTRO BRASIL: EL SUR

Enero de 2017. Estado de Santa Catarina do Sul. Desde Joinville (520.000 habitantes, el Municipio más grande de dicho Estado), lejos del mar, hasta Itajaí, por la BR101, existen algo más de 88 km. Ya habíamos dejado atrás, siempre en dirección de regreso a Argentina (vía Uruguayana), los Estados de Sao Paulo y Paraná. Itajaí. municipio y puerto (el cuarto de Brasil) con 184.000 habitantes, preferentemente descendientes de portugueses y alemanes, fundado en el siglo XIX, es la puerta de acceso a los balnearios más deseados por los argentinos: Camboriú, Itapema, Bombinhas y Florianópolis.

Cabe recordar que hace una década, en el mes de noviembre, Itajaí fue asolada por una terrible inundación que impactó sobre el 90 % de la población y murieron 100 personas. Esta zona del país es tremendamente húmeda y lluviosa, sobre todo, en primavera.

A 18 km. de Itajaí: Camboriú, la praia adorada por los argentinos. Se entiende por qué. Se trata de un municipio joven fundado en 1964, poblado por 125.000 habitantes, pero con una de las mayores densidades de edificios de Brasil. Camboriú en temporada alta, es capaz de alojar más de un millón de personas, entre turistas y nativos del lugar.

La temperatura del agua del mar oscila entre los 16 grados en invierno a los 24 grados en verano.

Bueno, aunque no parezca un pueblo muy educado ni culto, algún atisbo de lo contrario, en sus comercios, existe. Está claro que el sur de Brasil demuestra un nivel de vida mucho más alto que el norte y centro.

Rumbo a Florianópolis y su famosa Isla de Santa Catarina, con sus 42 praias -aunque en algún momento, fueron mapeadas unas 100-. A 84 km. de Camboriú, Florianópolis fue fundada por los portugueses en 1673 y cuenta hoy con 460.000 habitantes. Su valor radica no sólo en su belleza turística combinando lo tradicional con lo moderno, sino, sobre todo, por la calidad de vida de sus habitantes. Es la segunda capital estadual en IDH, tras Brasilia y fue nominada por medios internacionales, como “mejor destino turístico del año”, “capital más segura” y “ciudad más dinámica”, entre otros reconocimientos.

Si bien la temporada veraniega del año pasado, fue algo crítica para la popular “Floripa”, su atracción es permanente, ahora que se comprueba su clima benigno a lo largo de todo el año.

 

La Isla de Santa Catarina exhibe una forma alargada y estrecha, con un promedio de 54 km. de largo y 18 km. de ancho. Con un litoral bastante recortado, posee varias puntas, islas, bahías y lagunas. La isla está situada paralelamente al continente, separadas por un estrecho canal. Su relieve es formado por crestas montañosas y discontinuas, sirviendo como divisor de aguas de la isla. Las altitudes varían entre 400 y 532 metros. El punto más alto da la isla es el “Morro do Ribeirão”, con 532 metros de altura.

Aquí, ya al interior de la isla, dirigiéndonos al extremo sur. Ya habíamos conocido el extremo norte, por ejemplo, Canasvieiras en diciembre de 2014.

Volviendo al centro de la isla.

Aquí se divisan los tres puentes que conectan Florianópolis con la isla: el colgante llamado Hercílio Luz (igual que el aeropuerto, siendo inaugurado en 1926) y los dos más modernos, Colombo Salles (1975) y Pedro Ivo Campos (1990).

Como despedida, tengan cuidado con los canes en Brasil.

Acerca de Marcelo Montes

Doctor y Magister en Relaciones Internacionales. Politólogo. Profesor universitario, área Política Internacional. Analista de la política exterior de la Federación Rusa. Investigador. Columnista de medios de comunicación escrita, radial y televisiva. http://consultoriayanalisisrrii.blogspot.com.ar/ https://twitter.com/marceloomontes
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario