AEROPUERTO EL PRAT DE BARCELONA (ESPAÑA)

Los aeropuertos internacionales son lugares fantásticos que uno encuentra en este mundo. Más allá de las esperas, la burocracia y la hiperseguridad que a veces, nos violenta, la comodidad y limpieza de sus instalaciones y la posibilidad de sentirme ciudadano del mundo, junto a cientos de miles de otros de ciudadanos extranjeros o connacionales, nos permiten disfrutar de este tipo de “microciudades”, antes o después de subir a un avión. Las decenas o cientos de aviones que posan en tierra, ya a punto de despegar como habiendo aterrizado, son el objeto de interés de muchos de nosotros, atentos a leer en las pantallas electrónicas al instante, su flujo incesante.

He estado en Barcelona, en tres ocasiones y éste es el registro fotográfico de mi último viaje, en octubre pasado.

Cabe aclarar que el Aeropuerto El Prat de Barcelona (desde 2011, llamado oficialmente “de Barcelona”) es el de mayor tráfico aéreo de la ciudad y región y es el segundo más importante de España, sindo propiedad de la empresa Aena (51 % estatal). Más de 44 millones de pasajeros estuvieron allí el año pasado, más de un 11 % más que el año 2015. Para tener una dimensión de la evolución de estos números, repasemos que en 1977, el aeropuerto albergó a sólo 5 millones de pasajeros y en 2012, a más de 35 millones de pasajeros. Considerando eesas cifras, Barcelona es el séptimo aeropuerto más importante de Europa, delante de Gatwick-Londres (Reino Unido), Munich (Alemania) y Fiumicino-Roma (Italia).

Claro, habían pasado en el interín, varios acontecimientos que favorecieron el crecimiento exponencial de la propia Barcelona: el Mundial de Fútbol de España 1982, la entrada de España a la Comunidad Económica Europea en 1986, los Juegos Olímpicos de 1992 y la apertura de nueva rutas aéreas, fundamentales en la era de la globalización, como los vuelos Barcelona-Dubai, en el año 2014, a través de Fly Emirates, la misma compañía que financia al Barcelona FC, el club multicampeón de fútbol, con el argentino Messi, el brasileño Neymar y el uruguayo Suárez a la cabeza.

El fenómeno de las empresas aéreas europeas “low cost” como Vueling, Ryanair, Norwegian, EasyJet y Air Baltic, entre otras, conectando una gran cantidad de ciudades europeas, a precios razonables, también contribuyó a la enorme expansión del aropuerto catalán.

Acerca de Marcelo Montes

Doctor y Magister en Relaciones Internacionales. Politólogo. Profesor universitario, área Política Internacional. Analista de la política exterior de la Federación Rusa. Investigador. Columnista de medios de comunicación escrita, radial y televisiva.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario