BREXIT SIN ACUERDO: EL FIN DE LA GRAN BRETAÑA CONOCIDA?

Todavía queda margen para evitar el infierno. Ayer, lunes 21, la Premier Theresa May -cuyo contraste con Margaret Thatcher es elocuente-, presentó apenas un esbozo de nueva propuesta de acuerdo de Brexit o salida ordenada de Reino Unido de la Unión Europea (UE). Lo hizo demostrando escaso liderazgo -ya es superada en popularidad por el Speaker de los Comunes, John Bercow-, pero también una enorme capacidad de resiliencia.

Fue derrotada estruendosamente en el Parlamento el martes pasado, algo histórico que no ocurría desde 1924 para un Primer Ministro en ejercicio y ayer apenas superó una moción de censura del laborista Jeremy Corbyn. Acorralada por sus propias incoherencias -la más importante: ser euroescéptica, pero no apoyar el Brexit en 2016 y luego conducir su Partido Conservador y su gobierno hacia tal desenlace-, May se halla en una situación parecida a la de Gorbachov en los meses finales de la ex URSS: salvar el barco, intentar enderezarlo o hundirlo definitivamente.

Más de dos años negociando esta salida que no fue tal, una UE que fue inflexible intentando penalizar a la desafiante Gran Bretaña y una serie de peligros que encierra un no acuerdo: el endurecimiento de la frontera irlandesala caída de la economía, la falta de socios estables que reemplacen a Bruselas, el éxodo masivo de jóvenes a la Europa globalizada.  Si hay o no elecciones generales porque May renuncie, si cabe otro llamado a referéndum, ya se trata de detalles.

Para no remontarnos a junio de 1975, en que la sociedad británica prefirió mayoritariamente apoyar la entrada del país de la Comunidad Económica Europea (CEE), hace apenas tres décadas, el panorama era radicalmente otro. Gran Bretaña había encontrado su lugar -financiero- en el espacio integrado europeo, a pesar de su poca convicción en él pero hoy, amenaza con convertirse en una nave a la deriva, contagiosa pero indeseada, una suerte de “paria” internacional.

Paradójico final para unas islas que supieron conducir el mundo, bajo un formato imperial y civilizatorio. Pensar que todo empezó hace apenas 6 años, por un mal cálculo político de un mediocre dirigente como David Cameron. Una vez más, otro “cisne negro” que amenaza en convertir la fecha límite del 29 de marzo, en una nueva bisagra histórica.

ENTREVISTA A TONY BLAIR EN UN MEDIO ESPAÑOL

JOHN CARLIN Y SU MIRADA CRITICA DE LA DIRIGENCIA BRITANICA

Acerca de Marcelo Montes

Doctor y Magister en Relaciones Internacionales. Politólogo. Profesor universitario, área Política Internacional. Analista de la política exterior de la Federación Rusa. Investigador. Columnista de medios de comunicación escrita, radial y televisiva. http://consultoriayanalisisrrii.blogspot.com.ar/ https://twitter.com/marceloomontes
Marcar como favorito enlace permanente.

16 comentarios

  1. Una tercera votación de rechazo al acuerdo de May con la UE, deja al Reino Unido al borde del abismo. https://elpais.com/internacional/2019/03/29/actualidad/1553856557_119583.html

Deja un comentario